El ministro de Defensa de Bolivia, Luis Fernando López, comunicó que prepara centros de acogida en Pisiga, poblado vecino a Colchane, para repatriar a los bolivianos provenientes de Huara.

López citado en un comunicado institucional, explicó que la situación de los ciudadanos bolivianos varados en la frontera «es una gran preocupación de todos y lo es también para el Gobierno», consignó La Jornada de Bolivia.

López señaló que en los siguientes días prevén tener listos los centros de acogida para que los bolivianos lleguen de «modo seguro y digno, sin riesgo para ellos ni para los que estamos en el país».

Anunció que en el momento que esos ciudadanos ingresen a Bolivia recibirán una evaluación médica y quienes no presenten síntomas, entrarán en cuarentena de 14 días en el centro de acogida, siguiendo los protocolos de salud internacional para evitar que su repatriación genere contagios en la población.

«Sabemos que hay bolivianos en otras fronteras y otros países, que necesitan regresar a nuestra patria. Estamos buscando soluciones para ellos, como lo hicimos para las personas que están en la frontera con Chile», agregó.