El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó a la policía y militares “disparar a matar” a las personas que violen los requisitos de la estricta cuarentena por la pandemia de COVID-19.

“En caso de problemas o de una situación en que la gente se pelee y sus vidas estén en peligro, dispárenles a matar”, señaló Duterte en un discurso televisado.

El presidente Duterte acusó a grupos izquierdistas de agitar el sentimiento público contra el gobierno durante la crisis COVID-19, tras advertir que no dudaría en ordenar a las autoridades que “los maten a tiros”, citó la emisora ABS-CBN News.

MENSAJE FUERTE
El jefe de la Policía Nacional de Filipinas, general Archie Gamboa, aseguró este jueves que los oficiales de policía no atenderían la orden del presidente y defendió el comentario simplemente como un “mensaje fuerte”.

Filipinas ha confirmado un total de dos mil 311 casos de coronavirus, con 96 muertes y 50 recuperaciones.