En los últimos días las cifras entregadas en varios países del mundo, incluido Chile, indican el hecho de estar en cuarentena aumentó los casos de violencia familiar.

Pero no todo parece ser así, ya que hay parejas que piensan diferente, esa es la lectura que tiene Nataly Cabezas Maldonado, propietaria del Sex Shop “Divinas” de la ciudad de La Calera.

La emprendedora, explica en una entrevista al portal El Observador de Quillota, que la gente pide en estos días “preservativos, lubricantes, consoladores, vibradores, anillos y bombas de vacío, que agrandan el pene”.

“Abro el local del interior de calle Latorre 577 -dice Nataly Cabezas- solo desde las diez hasta las dos de la tarde. Debo cumplir con las resoluciones de la autoridad. También atendemos con todas las medidas de seguridad que la situación implica: guantes, mascarillas y lavado de manos. Aunque los productos vienen sellados, debemos cumplir con las normas en nuestra relación con los clientes”.

Nataly entrega a domicilio los pedidos “La Calera y La Cruz son las comunas desde donde recibo más pedidos”.

“En mis clientes veo la necesidad de hacer más entretenido el juego sexual. Hay muchas parejas que están viviendo juntos esta cuarentena y creo que, por lo que piden, necesitan algo más que ver películas o pasar frente al televisor, viendo el drama que se vive en el país y el mundo. Son días de convivencia que han cambiado mucho los hábitos de las parejas que, en condiciones normales, estarían trabajando y con los niños en el colegio”, precisó la emprendedora calerana.