Las rutinas y el acompañamiento para las niñas y niños en estos momentos de contingencia son fundamentales para darles tranquilidad. Así lo aseguran los profesionales de la oficina de Buen Trato de la Subdirección de Calidad Educativa de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, JUNJI Tarapacá, Rodrigo Ríos Trabajador Social y Erika Sáez, Psicóloga infantil.

Los profesionales explicaron que las niñas y niños requieren de una organización diaria como son los hábitos y/o rutinas, permitiéndoles sentimientos de bienestar emocional. Para esto, es fundamental que los diferentes momentos del día, estén planificados e intencionados, con la debida flexibilidad y necesidad a cada niña y niño.

Al Comenzar el día, la organización y la repetición de las actividades genera en las/os niñas/os sentimientos de confianza y seguridad, especialmente organiza la experiencia interna, es decir, ayuda a ordenar sus pensamientos, emociones y conducta. Por ejemplo una rutina al despertar, puede integrar la higiene, el desayuno, estas acciones favorecen el sentimiento de ser acompañado de interacciones positivas y bientratantes, respetando el ritmo de las niñas y niños.

En los periodos de alimentación, es fundamental la preparación de este momento para ello es importante, preferir un espacio libre de distractores (tv, tablet, celulares, entre otros), considerando que es una oportunidad exclusiva de alimentación entre usted y su hijo, es una interacción emotiva donde pueda reflejar emociones según las sensaciones del gusto y la textura de los alimentos, además del área física entregando sonrisas, risas, abrazos, cariños o elogios, no olvidando respetar el ritmo y cantidad de comida según la edad.

Los momentos de juego-aprendizaje, se considera fundamental, ya que potencia la interacción afectiva entre usted y su hijo, basado en el amor, como son las risas con respuestas tanto verbales como gestuales. Por su parte, la capacidad creativa y de exploración sensorial como es el tacto, gusto, audición, visión, olfato y el equilibrio, generan a través de la corporalidad y lo sensorial diversas formas de comunicación, permitiendo al cerebro y corazón de la/el niña/o que puedan desarrollarse armoniosamente, aprendiendo a través del juego (juguetes, cuentos, música, deporte, diversos elementos), según la edad de las niñas y niños.

El Sueño y/o Descanso, es vital para el desarrollo de las niñas y niños, donde el cuerpo organiza y refuerza los aprendizajes adquiridos durante toda su rutina y/o experiencia diaria. Es primordial, para una adecuada organización interna, preparar con antelación el momento de sueño y descanso, donde el adulto tenga claridad de la hora de sueño y descanso de la niña y el niño. Asimismo, tener acciones previas como es el leer cuento, el baño que tiende al relajo y descanso, u otros. Estas rutinas les permitirán a la niño y niño conocer que es momento del descanso.

Lo primordial es poder desarrollar un vínculo afectivo, permanente y estable en tiempo entre usted y su hija/o, lo que permitirá un sano desarrollo de apego seguro.