Hasta dos años sin jugar sería el castigo para los porteros de Deportes Iquique Julio Bórquez (20), y Luis Sotomayor (23), luego de dar positivo los exámenes de orina en un control antidoping realizado en febrero.

La sustancia detectada es utilizada para esconder el uso de drogas, según consigna prensafutbol.cl.

Bórquez y Sotomayor arrojaron muestras de la misma sustancia prohibida, usada para esconder otro tipo de material ilegales en las competiciones. Situación que hace sospechar de que los arqueros de los ‘Dragones Celestes’ son parte de la misma situación por la coincidencia en sus exámenes.

El examen de antidopaje, que se les realizó el pasado 11 de febrero, podría ser un cambio rotundo para sus expectativas.

La Comisión Nacional de Control de Dopaje (CNCD) visitó ese día al club e interrumpió sus entrenamientos para realizar la prueba de orina. De momento la investigación de quienes dieron positivo se centra en descubrir qué tipo de droga o materia escondían con la sustancia detectada.