En el Terminal San Borja de Santiago, inspectores del Ministerio de Transportes, carabineros y militares, verifican que pasajeros que tengan como destino la Región de Tarapacá, acrediten residencia o motivos laborales para ingresar a la región.

Hasta el momento, 8 personas no pudieron abordar su bus por no cumplir con los requisitos antes expuestos, informó el Jefe de Defensa Nacional en Tarapacá, General Guillermo Paiva.

La medida se adoptó para restringir el ingreso a Tarapacá de ciudadanos peruanos y bolivianos, que buscan  llegar a sus países. Hay que tomar en cuenta que Bolivia y Perú cerraron sus fronteras como barreras para evitar contagios de Coronavirus.

El Jefe de Defensa Nacional en Tarapacá, General Guillermo Paiva, instruyó el bando 16 que restringe el ingreso a la región a las personas que no acrediten residencia en Tarapacá, al momento de ser controladas en las aduanas sanitarias y otros puntos dispuestos.

Sobre esta resolución, el intendente Miguel Angel Quezada agregó que, a través del Ministerio de Transportes, se coordinó con los seremis de esta cartera en el país, para evitar los viajes de buses hacia Tarapacá, especialmente de ciudadanos peruanos y bolivianos con destino a Iquique que buscan llegar hasta sus países desde nuestra región.

“Las fronteras de Perú y Bolivia están cerradas y la llegada de estos ciudadanos está provocando una aglomeración en los servicios locales y en sus respectivos consulados. Llamamos a esas personas a no viajar hasta Tarapacá porque serán devueltos”, dijo.

La autoridad explicó que, desde el lunes 13 de abril y de acuerdo con los antecedentes de la seremi de Transportes, en el control aduanero de El Loa, han sido devueltos 11 buses, alrededor de 300 personas retornadas a la Región de Antofagasta.