JCN

Netflix estrenó el pasado viernes “White Line”, una serie creada por el mismo productor de ‘La casa de papel’, Alex Pina, que cuenta con una mezcla de actores españoles y británicos: Laura Haddock, Juan Diego Botto, Marta Milans, Daniel Mays, Nuno Lopes, Pedro Casablanc y Angela Griffin, entren otros.

La primera temporada de esta serie tendrá 10 episodios de 60 minutos cada uno. Su rodaje se realizó en 2019 en diferentes localizaciones de las Islas Baleares como Mallorca e Ibiza.

SPOILER
No, no te preocupes no te diremos el final, pero es la historia de Zoé Walker (Laura Haddock) que busca a su hermano desaparecido hace 20 años, desde ese punto la trama toma diversos giros.

Una curiosidad que tiene esta serie, que está doblada al castellano latino y solamente los diálogos entre personajes lugareños (Ibiza) es en español, por eso causa sorpresa al principio cuando el personaje Bóxer, un guardaespaldas habla con sus pares lo hace con un tono chillón, pero en gran parte de “White” Line tiene una voz neutral, casi de locutor mexicano.

Bueno, al final la serie es una coproducción inglesa-española.


Recomendación de El Sol de Iquique: no ganará grandes premios, pero entretiene en tiempos de pandemia.