En Tarapacá, la entrega comenzó el pasado 25 de mayo a adultos mayores sin redes de apoyo, uno de los grupos prioritarios de esta emergencia, según informó el Gobierno Regional a través de un comunicado.

“Hemos estado avanzando y coordinando junto a los alcaldes la entrega de estas cajas de alimentos. Sabemos la necesidad que hay de ellas por lo que esperamos llegar con prontitud a los hogares de nuestra región, con el foco en las familias del sector más vulnerable”, explicó el intendente Miguel Ángel Quezada, quien  estuvo acompañado del alcalde de Alto Hospicio, Patricio Ferreira, para hacer llegar esta ayuda a la comuna.

Además, la primera autoridad regional explicó que la distribución de las canastas de alimentos y de productos de higiene, se realizará a través de funcionarios públicos, municipales y efectivos de las Fuerzas Armadas.

El intendente Quezada señaló que las canastas están siendo entregadas directamente en los hogares, con la finalidad de poder resguardar al máximo a la población. “En Iquique y Alto Hospicio ya comenzamos la distribución de cajas de alimentos. Nuestro llamado a las personas es a que estén tranquilos de que esta ayuda va a llegar, es un gran operativo de almacenaje, traslado y distribución que no habíamos hecho antes, por lo que estamos trabajando lo más rápido posible para cumplir lo que nos ha mandatado el Presidente”.

TAMARUGAL

En tanto, en la provincia del Tamarugal, las comunas de Pica y Pozo Almonte – además del plan nacional – también contarán con aportes del sector privado para llegar a todos los hogares de sus comunas. En Huara, se cubrirá el 75% de las viviendas de los 28 poblados que la componen, mientras que en Colchane y Camiña, el 100% de los hogares recibirá el beneficio.

Esta canasta está pensada como un complemento para la alimentación y cuidados de una familia de 4 personas durante 15 días. Contiene alimentos de aporte proteico y de carbohidratos, con un estándar garantizado de productos nutricionalmente equivalentes; incluyen alimentos no perecibles como arroz, legumbres, puré de papas, aceite, atún, harina, pastas, azúcar, te, salsas de tomate, leche, sal, mermelada, jurel, además de productos de aseo como jabón y detergente.

Esta ayuda ha sido adquirida, almacenada, preparada y distribuida por empresas locales, con la finalidad de invertir recursos en la región y a la vez, llegar hasta las personas que requieren este apoyo”, puntualizó el intendente.