Jeffrey Epstein, un millonario con llegada en altas esferas de la élite política y aristocrática de Estados Unidos, se ahorcó en prisión el pasado 10 de agosto. Epstein estaba en el banquillo de los acusados por casos de pedofilia, abusos y promoción de la prostitución de menores de edad.


Esta historia, de una temporada de cuatro episodios, deja al descubierto una historia de abusos con su cómplice Ghislaine Maxweli, su pareja.

El pasado fin de semana casi justo con el estreno de la serie en Netflix, Anonymous hizo sonar nuevamente el nombre de Jeffrey Epstein, el millonario vinculado a abusos contra menores y a una red de pedofilia, se volvió tendencia el documental de Netflix “Asquerosamente rico”.

Epstein estaba rodeado de personajes políticos como Bill y Hillary Clinton, Donald Trump, y tiene contra las cuerdas al príncipe Andrés de Inglaterra, hijo de la reina Isabel II; quien también aparece en la lista negra.

RELATOS
En “Asquerosamente rico”, las víctimas cuentan como Jeffrey las reclutó, las engañó y amenazó para que se quedaran calladas porque si no podrían sufrir consecuencias. Aparte de sus relatos crudos, también habla la policía que lo investigó y sus extrabajadores; y todo apunta a que él es el culpable.

Su pareja, Ghislaine Maxwell, quien era su cómplice, buscaba mujeres menores de edad que tenían problemas familiares, que no tenían dinero o que ya hayan sufrido abuso anteriormente para que ganaran dinero fácil.

El FBI estuvo detrás de él durante muchos años, y cuando por fin lo atraparon, el abogado del millonario llegó a un acuerdo con la Justicia: sólo le darían 18 meses de prisión y debía declararse culpable por un “pequeño” caso de prostitución.

Sin embargo, en el 2019, cuando resonó los casos de red de pedofilia y su nombre comenzó a salir en los medios, se suicidó en su celda. Ahora que Anonymus ha expuesto a las personas que estarían vinculadas con este empresario, se está cuestionando si realmente se quitó la vida o lo mataron ya que podía dar nombres de los involucrados.

Recomendación de El Sol de Iquique: tienes que verla.