Dos médicos del hospital de Iquique, doctor Ernesto Torres Galdames, que se encontraban en Santiago realizando becas de especialización, se integraron al recinto tras recibir el llamado para regresar y apoyar al equipo clínico que trabaja con pacientes críticos en la actual contingencia.

Marco Paz Ediap, es cardiólogo y desde hace seis meses que está en el hospital clínico San Borja Arriarán en Santiago, donde se prepara para obtener la especialidad de hemodinamista de la Universidad de Chile. “Cuando me llamaron para venir no lo dudé, porque es una obligación que tengo con los pacientes de Tarapacá, y aunque dejo a mi esposa y a mi pequeña hija en otra ciudad, estoy feliz de poder contribuir a la recuperación de los pacientes Covid, y de apoyar a mis compañeros”, dijo Paz.

Similar situación vive el médico internista Javier Caviedes Avendaño, quien lleva ocho meses también en la Universidad de Chile y en el hospital San Borja, pero especializándose en el área de la infectología. “Presentía que nos iban a llamar por lo que se está viviendo en la región de Tarapacá. Estamos en un momento crítico, pero siempre dispuesto a apoyar en el momento en que me lo solicitaran”, comentó Caviedes.

Ambos médicos se desempeñarán en la Unidad de Paciente Crítico Adulto, específicamente en el área de UCI Covid, en donde en las últimas semanas han aumentado significativamente su capacidad, llegando hasta el día de hoy a contar con 32 camas exclusivas para manejar pacientes graves con patología Covid 19.