Quizás pensaron que era un chiste, no les resultó para nada el mensaje de un cartel en un bar español: «No tocar las tetas a la camarera sin desinfectarse antes las manos», mensaje que originó polémica en Gijón y que obligó al local a pedir disculpas.

Agrupaciones feministas de España reaccionaron ante este cartel a través de un comunicado.

«Legitimar y blanquear la violencia y el acoso sexual en forma de chistes dice muy poco de vosotros, un local de ocio nocturno al que mayoritariamente acuden jóvenes».

«No entendemos muy bien cuál puede ser el motivo para colgarlo: quizás sea porque existe un riesgo real de que vuestra clientela le toque las tetas a la camarera con las manos infectadas de covid-19, en cuyo caso no solo tendríais que reforzar las medidas de seguridad, sino que deberíais también revisar a qué clase de personas dejáis entrar en vuestro bar», señala el comunicado de la agrupación femenina Mujeres Jóvenes de Asturias.

El caso llegó a redes sociales donde el repudió al mensaje se masifico. Los responsables han admitido que cometieron “un error muy machista. Por ello queremos pedir perdón. Era una broma fuera de lugar”, escribieron en redes sociales.