Se recomienda cuidar la hidratación e incluir una alimentación variada y equilibrada.


Mantener el sistema inmunológico fuerte es fundamental para defenderse del Coronavirus. Los alimentos, no solo proporcionan energía y nutrientes para nuestras células sanas, además son los aliados perfectos para reforzar y mantener en forma el sistema inmune. De esta manera, el cuerpo se mantiene sano y no le afectan los virus, bacterias, parásitos y otros agentes que producen enfermedades.

Por lo tanto, los enfermos con Coronavirus tienen que cuidar su alimentación ya que es la única forma de combatirlo una vez que la enfermedad está instalada en el organismo.

Los consejos son también para quienes han sido dados de alta, pues de acuerdo con Josefina Jorguera, Nutricionista de www.NFT.cl (plataforma especializada en preparación física, nutrición, medicina y psicología quienes ayudan a mantener una adecuada condición de salud y aumento del rendimiento laboral). “La recomendación siempre debe ser personalizada ya que dependerá de la sintomatología, estado nutricional del paciente, patologías concomitantes, edad, capacidad, entre otros factores. Sin embargo, a grandes rasgos lo importante es prevenir una pérdida de peso significativa y la deshidratación, porque frecuentemente los síntomas van relacionados a la falta de apetito y fiebre”.

¿Qué consumir?
Hidratación: Al menos consumir 2 litros de agua al día.
Vitamina C: Ayuda a las células inmunes ya que protege a las células y contribuye al estado antinflamatorio y antioxidante. La encontramos en cítricos, arándanos, frutos rojos, kiwi, pimentones y tomates.

Zinc: Posee propiedades antioxidantes y antinflamatorias, contribuye a regular la inmunidad. Se puede encontrar en productos marinos (mariscos), carnes rojas, huevos, cereales integrales y legumbres.

Grasas saludables: El aceite de oliva extra virgen aporta vitamina E y grasa Omega 3. Los frutos secos contienen grasas saludables y micro nutrientes fundamentales para fortalecer el sistema inmunológico.

Vitamina A: Su papel es fundamental en el desarrollo y diferenciación de los linfocitos T (un tipo de célula inmune). Se encuentra en alimentos como: huevos, leche, carne (sobre todo hígado), algunos pescados, zapallo, zanahoria y espinaca.

Hierro: Ayuda a mantener la salud de las células inmunes. Encontrándose en carnes rojas, pollo, pavo y legumbres.

Para mayor información visitar: www.nft.cl