La subsecretaria Katherine Martorell acusó a la conocida empresa de galletas y dulces ‘Fruna’, de entregar permisos falsos para que un jardín infantil de la comuna de Maipú.


Este establecimiento recibía a los hijos de los trabajadores de la conocida marca y cuando se fiscalizó, en su interior, había cuatro niños y tres empleadas, según consigna radio Bío Bío.

“La empresa no está autorizada a contradecir una normativa sanitaria (…) Aquí se está poniendo en riesgo la vida de niños”, dijo la subsecretaria.

Al tiro se inició un sumario sanitario contra el establecimiento educacional, además se ordenó la detención tanto de la sostenedora del jardín como del representante legal de Fruna, quien será el emisor del certificado que permitía el funcionamiento.