La exactriz para adultos, Mia Khalifa mostró su indignación a través de sus cuentas en redes sociales, por ser recordada únicamente por su pasado en la industria. Además, confiesa que su salud mental se está viendo afectada por los ‘recordatorios constantes’ de sus videos XXX.


Mia nació en el Líbano, en 1993, y de corta edad su familia emigró a Estado Unidos. Su paso por la industria porno fue corta, con 25 películas realidad en pocos meses.

En sus publicaciones en redes sociales Mia Khalifa señaló que, en uno de los videos fue obligada a usar el hiyab (prenda que usan las mujeres musulmanas), la cual la hizo cobrar gran popularidad a nivel internacional, pero esto también provocó que recibiera amenazas en contra de su vida por parte del Estado Islámico.

Ahora, Mía solicitó a PornHub que eliminara sus videos y solicitó a la productora Bang Bros que le diera el dominio del material donde aparece. Al llegar la petición a redes sociales, usuarios decidieron apoyarla con el hashtag #JusticeForMiaKhalifa, para ayudarla a que cumpla ese objetivo.