Ante un insuficiente plan de emergencia del Mincap y un Acuerdo COVID del cual no son parte, cerca de veinte organizaciones crean la Coordinadora Intersectorial Cultura en Emergencia y entregan plan de acción ante la emergencia, exigiendo un cambio estructural y cese inmediato a los recortes.


La crisis del COVID ha golpeado a los sectores productivos culturales, trayendo consecuencias para millones de familias y hogares, con un futuro incierto en el horizonte. En estos tres meses diversas dirigentes, representantes y voceras de sindicatos, redes, gremios y federaciones del sector cultural se han sentado por horas y horas ante sus computadoras, en mesas de trabajo convocadas por el MINCAP, con la esperanza de encontrar soluciones. Mientras tanto, los trabajadores atraviesan una grave crisis laboral y sus espacios arriesgan el cierre definitivo. Pero lamentablemente hoy se encuentran exactamente con las mismas respuestas de la autoridad que a inicios de abril.

Por ello, este viernes 26 de junio la nueva Coordinadora Intersectorial Cultura en Emergencia, compuesta por 18 organizaciones que representan la diversidad cultural de las disciplinas artísticas presentó su propio Plan de Emergencia y Reactivación ante el Ministerio.

“La propuesta implica un plan interministerial que requiere voluntad política y el reconocimiento de un sector que además de aportar al desarrollo del país, con empleo y retribución al PIB, construye identidad, genera comunidad y contribuye a la salud durante la pandemia” dice Tehani Staiger, presidenta de ADCultura. Además proponen continuar este plan con otros gremios y sectores que quieran sumarse a un trabajo efectivo por la supervivencia de las culturas.

El plan de reactivación consiste en medidas en todos los niveles, desde el MINCAP hasta los municipios, entre las que destacan: a) Terminar inmediatamente los recortes presupuestarios a cultura b)Crear una real vinculación interministerial que permita inyectar recursos para la implementación de los protocolos de higiene y seguridad, c)Campaña de revinculación con espacios públicos y d) Asegurar la compra de contenidos y programación para los espacios culturales.

En cuanto a los trabajadores, piden un estudio de caracterización y que sus resultados sean vinculantes a un cambio y reconocimiento en su régimen laboral. Es necesario a su vez disminuir las brechas de género y territorio, para que este plan tenga pertinencia local e inclusión en todos sus contenidos.

No solo exigen cambios urgentes si no que también otros estructurales. Desde la Coordinadora advierten que esta pandemia ha develado problemas más profundos, como el modelo subsidiario que obliga la constitución actual así como el nulo valor que el Gobierno le da al sector cultural. El MINCAP tiene uno de los presupuestos más bajos a nivel nacional y según su Subsecretario, Juan Carlos Silva, no posee las atribuciones legales para entregar bonos directos de apoyo a los trabajadores. Desde la cámara de diputados le han insistido en crear un artículo transitorio para que exista esa posibilidad.

PROGRAMAS

Representantes de la cultura advierten de este peligro: “Se debería estar protegiendo, inyectando más recursos y fortaleciendo sobre todo los programas regionales. Se hace imperativo que desde el estado se sitúe a las culturas y las artes en el centro de la respuesta a esta crisis. Necesitamos inyección de recursos para levantar a los artistas, espacios y trabajadores de la cultura, y detener de inmediato los recortes presupuestarios en curso, y así poder implementar de forma correcta este Plan tan necesario” menciona María Fernanda García de Unión Nacional de Artistas.

Según el Catastro efectuado por el mismo Ministerio de las Culturas Las Artes y el Patrimonio un 85% de los participantes declara ser trabajador/a independiente o que el 66% sus ingresos dependen de su trabajo cultural. “Nos obligan a depender de nefastos concursos a los cuales la mayoría no podemos postular por sus mismas exigencias. Reconocen que no estamos en el “radar” adjudicando una cuota antojadiza del sector, invisibilizando la inmensa responsabilidad de haber radicalizado nuestra precariedad laboral. Nos hemos convertido en vulnerables porque no somos “bien de primera necesidad”; desconociendo la importancia de las culturas, las artes y el patrimonio en la contención, sostenimiento y recuperación no solo de esta pandemia sino que a nivel de la historia cotidiana del país”. aclara Isabel Bravo, vocera de Musixcs de Chile.

A estas palabras se suma Daniela Espinoza, presidenta del Sindicato de Trabajadores del Cine y el Audiovisual SINTECI. “Los contenidos culturales que están consumiendo hoy los chilenos son el trabajo de personas antes de la pandemia y la paralización. Necesitamos una política clara de reactivación en el corto y mediano plazo que haga frente a la brutal cesantía del sector, con perspectiva de género y regional. Recortar en cultura es quitarle el sustento a miles de familias chilenas que dependen de ello y también a miles de chilenos que disfrutan de estas obras, sea online o presencialmente cuando volvamos a las salas. Recortar en cultura es criminal”.

REGRESO

Sin aún entregar soluciones ante la emergencia, las autoridades ya empezaron a hablar de la reapertura. “Es difícil poder hablar del regreso, cuando eso será con la carga de deudas en la espalda y un escenario que solo permitirá funcionar con un aforo reducido, pero que serán esenciales en el proceso de vuelta a la vida social y cultural de las comunidades.” destaca Verónica Tapia, de Red de Salas de Teatro.

Desde la Coordinadora admiten que no solo el MINCAP sino también el Ministerio de Hacienda debe tomar un rol activo en esto. “Hay una deuda histórica que hoy se hace urgente saldar. Que el Consejo de la Cultura se transformara en Ministerio fue un triunfo que todos celebramos por el bienestar de toda la sociedad chilena. Al día de hoy no se han entregado ni siquiera los recursos presupuestarios necesarios para constituirse como tal. Creemos que no solo dentro del MINCAP pero también el Ministro Briones dentro del Acuerdo Económico suscrito hace unos días debe incluir a la cultura,”, finalizan.

Coordinadora Intersectorial Cultura En Emergencia está compuesta por:
AdCultura, asociación de gestores culturales
Adtres, agrupación de diseñadorxs, técnicxs y realizadorxs escénicxs
Afucap, Asociación Nacional de Funcionarios y Funcionarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio
Animachi, asociación chilena de animación
API Chile, asociación de productores independientes de Chile
Asociación Chilena de barrios y zonas patrimoniales
Asociación nacional de diseñadores escénicos
Coalición chilena por la diversidad cultural
Asociación Gremial Creadores Infantiles de Chile (CRIN Chile)
Federación de Músicxs de Chile
IMI CHILE – Asociación Gremial Industria Musical Independiente de Chile
Red de salas de teatro
Red nacional danzasur
Red nacional de artes escénicas
Red salas independientes de cine de chile
Sidarte, Sindicato de actores y actrices de Chile
Sinteci, Sindicato de profesionales y técnicos del cine
UNA, Unión nacional de artistas

COMUNICADO