El diputado Renzo Trisotti, fue uno de los parlamentarios que se abstuvieron al proyecto de legislar para el retiro del 10% de la AFP de los ciudadanos ante los serios problemas económicos que están sufriendo miles de personas por la pandemia.


El parlamentario UDI, sostuvo que “mi votación de ayer (miércoles) fue porque sacar el 10% puede tener efectos negativos al futuro donde los más perjudicados serán los más humildes, cuando hay 3 millones de personas que podrían quedarse con cero peso en su pensión, esto puede generar muchos problemas por lo que mi decisión se basó en no mirar solo el corto plazo, donde seguimos exigiendo al gobierno que se meta la mano al bolsillo, pero esto puede traer consecuencias negativas a las familias del país, con pensiones muy bajas”.

El diputado de Tarapacá señaló que, el proyecto que fue ganando fuerza producto de la falencia de acciones de ayuda mucho más directa por parte del gobierno a la clase media.

“Más que meter la mano a la gente a sus propios recursos, debería haber un apoyo mayor del estado, pero sí creo que se lograron medidas nuevas para la clase media, que incluyen modificaciones al subsidio de arriendo y se crea un ingreso familiar de emergencia plus que son un gran avance, por lo que yo traté de mirar el hoy pidiéndole al gobierno mayor seriedad para que en el futuro no se afecten la pensiones de las personas, sobre para los más vulnerables”, dijo el parlamentario quien agregó que “hay mucha gente necesitada hoy, pero no hay que olvidar que el fondo de pensiones está orientado a la vejez”.