(Imagen Vinko Carvajal)

Minutos antes de la medianoche del 15 de julio Iquique y Alto Hospicio se inundaron de música como preludio del saludo a La Tirana, tradición religiosa que este año fue suspendida por el estado de excepción y evitar contagios del Coronavirus.


Desde los barrios tradicionales de ambas comunas, la medianoche fue recibida por fuegos artificiales en diferentes sectores de Iquique y Alto Hospicio.

Esta es la cuarta vez que se suspende la festividad. La primera fue en 1934 por la Viruela, luego en 1991 el Colera, el 2009 por un brote por la influenza H1N1.