Guillermo Bobadilla, de 48 años, había dado positivo a los exámenes de Covid- 19. Pero, no manifestó síntomas de la enfermedad. Este martes 28 de julio falleció de un infarto.


Bobadilla se desempeñaba en el Cesfam Cirujano Guzmán en labores de auxiliar en vigilancia nocturna.

La Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam) informó que «debido a su condición de paciente crónico, desde marzo, estaba con cuarentena preventiva en su domicilio».

Según relatan desde Confusam, que Guillermo Bobadilla pese a llevar poco tiempo trabajando en el Cesfam, sus colegas le tenían mucho cariño: era paciente hace años del lugar. En una conversación, durante una atención, supieron que era profesional de la salud. Fue así que, cuando surgió una oferta laboral, postuló y se unió al equipo.

“Su partida es muy dolorosa porque nunca nos imaginamos que iba a fallecer si estaba cuidándose y no parecía tener síntomas». «Es muy duro pensar que no regresará a trabajar con todos quienes lo esperábamos con cariño», dijo la dirigente de Confusam Virginia Navia.

“La muerte de Guillermo no sólo enluta a Iquique, él es el primer trabajador fallecido con diagnóstico de covid-19 en el Norte Grande, extendiendo el duelo de la Atención Primaria por sus trabajadores a todo el país. Ya son doce fallecidos entre quienes trabajamos en la Salud Municipal. Somos miles los que en cada rincón de esta tierra nos exponemos al riesgo para mejorar y salvar la vida de las personas más vulnerables”, señaló la presidenta de la Confusam Nacional, Gabriela Flores.