Dr. Franco Lotito C. – www.aurigaservivios.cl
Académico, escritor e investigador (PUC-UACh)


Para cualquier investigador, las estadísticas y la cifras duras, en ocasiones, pueden ser motivo de gran desencanto y frustración, especialmente, cuando los datos, resultados y conclusiones no nos favorecen para nada.

Lamentablemente, para el caso de nuestro país, las cifras y estadísticas obtenidas de un reciente estudio publicado en julio de 2020 acerca de los mejores países para criar un hijo son, por decir lo menos, algo abrumadores y lapidarios, más aún, cuando tocamos un tema altamente sensible, tal como lo es el caso del país donde uno quisiera criar una familia, ya que de entre los 35 países estudiados pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Chile salió en el lugar Nº 33.

Por si sirve de algún consuelo: Estados Unidos, considerado una potencia mundial, ocupó el lugar Nº 34, en tanto que México, quedó en el último lugar.

Asher Fergusson y Lyric Fergusson, una pareja que hace periodismo de investigación a través de todo el mundo, decidió hacer un análisis profundo de los países pertenecientes a la OCDE con la finalidad de responder a una importante pregunta: ¿cuáles eran los mejores países para criar una familia? Para ello, se concentraron en numerosos datos estadísticos duros a partir de 30 indicadores internacionales –o fuentes de información– confiables. A continuación, estos indicadores fueron agrupados en seis grandes categorías que fueron identificadas como “favorables para criar hijos”, con un único gran objetivo: establecer lo que ellos llamaron el “Índice para criar a un familia” (https://www.asherfergusson.com/raising-a-family-index/).

Las seis categorías establecidas por Asher y Lyric Fergusson fueron las siguientes:

  1. Índice de Seguridad. Que incluía: la tasa de homicidios, nivel de orden y seguridad, índice de paz global, número de escuelas donde se habían producido tiroteos, respeto a los derechos humanos.
  2. Índice de Felicidad. Que consideraba: el índice de libertad humana, índice de felicidad mundial, tasa de suicidios, leyes de adopción y reconocimiento LGBT, tasa de inequidad en el ingreso familiar.
  3. Índice de Costo de la Vida. Que englobaba: el gasto público en beneficio de la familia, gastos privados en educación, gasto familiar en salud, índice de poder de compra, porcentaje del ingreso familiar versus los costos netos del cuidado infantil.
  4. Índice de Salud. Que estimaba: la tasa de mortalidad maternal, tasa de mortalidad infantil en menores de 5 años, demanda insatisfecha en relación con la planificación familiar, exposición a la polución del aire, nivel de expectativas de vida.
  5. Índice de Educación. Que tomaba en cuenta: el nivel de matrícula de estudiantes entre 15 y 19 años, nivel de matrícula en estudiantes entre 20 y 24 años, evaluación internacional del desempeño lector en estudiantes de 15 años, evaluación internacional del desempeño matemático en estudiantes de 15 años, evaluación internacional del desempeño en ciencias de estudiantes de 15 años.
  6. Índice de Tiempo Disponible. Que consideraba: la cantidad de horas laborales por cada trabajador, licencia maternal postnatal pagada, licencia paternal postnatal pagada, licencia por enfermedad pagada, vacaciones pagadas.

En base a estas seis categorías, así como en los 30 sub-indicadores que las componen, se construyó una lista final, donde los 10 mejores países para criar una familia fueron –en orden decreciente– los siguientes: Islandia, Noruega, Suecia, Finlandia, Luxemburgo, Dinamarca, Alemania, Austria, Bélgica, República Checa.

En tanto que los cinco peores países fueron –en orden decreciente– Bulgaria, Turquía, Chile, Estados Unidos y México.

Al hacer un desglose por cada categoría, los resultados son los siguientes: el primer lugar en Seguridad lo ocupó Islandia, país que muestra tan sólo 37 homicidios en los últimos 20 años, versus los 14.123 homicidios en Estados Unidos sólo en el año 2018, siendo Islandia el único país que se destacó en todas las categorías.

El primer lugar en Felicidad lo obtuvo Dinamarca, nación que se preocupa por el bienestar integral de todos sus habitantes, satisfaciendo todas las necesidades básicas de la población con generosos beneficios sociales, manteniendo bajo los niveles de estrés y con un mercado laboral regulado que evita la explotación del trabajador.

El primer lugar en Costo de la Vida lo ocupó Suecia, cuyos ingresos por habitante, le permiten un excelente estándar de vida a su población, en tanto que los padres sólo tienen que aportar, en promedio, el 4,1% de sus ingresos con el fin de cubrir los costos del cuidado de un hijo, versus el 30%, en promedio, de otros países.

El primer lugar en Salud lo alcanzó Finlandia, donde el nacimiento de un hijo tiene un costo menor a los 100 dólares, en tanto que en Estados Unidos el costo supera los U$10.000 por nacimiento. Finlandia tiene, además, la tasa más baja de mortalidad infantil de todo el mundo, lo que lo hace el país más seguro para dar a luz a un hijo.

El primer lugar en Educación lo ocupó la República de Eslovenia, con altos niveles de matrícula, escolaridad y rendimiento estudiantil en los test, con una matrícula del 93,4% para estudiantes entre 15 y 19 años, y del 59,8 para estudiantes de 20 a 24 años.

El primer lugar en Tiempo Disponible lo obtuvo Luxemburgo, país que le garantiza a cada madre 31,6 semanas de licencia maternal pagada, es decir, casi 8 meses de licencia, en tanto que a los padres se les garantiza 13,6 semanas de licencia paternal pagada.

Si bien las comparaciones nunca son buenas, en ocasiones, es preciso hacerlas, si es que realmente se desea hacer un esfuerzo y hacer un compromiso por mejorar los resultados obtenidos. En este sentido, al comparar los puntajes promedios de cada país considerado en el estudio, llegamos a un resultado que no puede, de ninguna manera, enorgullecernos ni menos aún dejarnos satisfechos, ya que, por ejemplo, Islandia, considerado en este estudio como el mejor país para criar a una familia, obtuvo un índice promedio de 1.093,07 versus el índice de 222,99 obtenido por Chile.

Para que nos sirva como premio de consuelo, pero sólo para eso: Estados Unidos, que se ubicó en el puesto Nº 34, obtuvo un índice de 132,40, menor al de Chile, en tanto que el indicador para México, que ocupó el último lugar en este listado, fue, simplemente, desastroso: –279.56.

 

1 Comentario

  1. Es tremendamente doloroso para uno, como investigador, tener que encontrarse con este tipo de estudios, donde el propio país sale en los últimos lugares al compararse con otras naciones, sin que importe mucho que otros países salgan en peores posiciones que el propio. Aquí, lamentablemente, no sirven de nada los «premios de consuelo».

Comments are closed.