Marisol Muñoz Rojas*


Latinoamérica es dueño de recursos naturales incalculables, mucho de ellos se encuentran en Bolivia, los cuales poseen de reservas de gas, pero sobre todo de la reserva de litio más grande del mundo. Todos pensarían que es un país próspero y lo ha sido, pero para los grandes empresarios y transnacionales.

Bolivia poseen el 62.2% de población indígena que se autodeclara así, pero en la realidad el porcentaje es mayor, llegando a un 80% de la población. Entonces si la mayoría es indígena porque siempre han gobernado los K´aras (blancos). La dominación y extirpación de idolatrías de parte de los invasores españoles volvió a las comunidades originarias pueblos sometidos a su yugo, pero esto solo duro un tiempo, ya que el coraje del pueblo no se puedo mantener por siempre.

Túpac Amaru, junto a Micaela Bastidas, en Perú libraban una rebelión que hacia temblar a los españoles hasta 1780, donde finalmente es capturado, pero ya había dejado una semilla profunda en el pueblo indio.

Túpac Katari líder Aymara, que al alero de Túpac Amaru, organiza los primeros levantamientos indios en el actual Bolivia, con su esposa Bartolina Sisa (como complemento = chachawarmi) forman ejércitos de indios y van por las provincias de La Paz, encendiendo la llama de la revolución. Apoyados por la hermana de Túpac Katari, llamada Gregoria Apaza, quien lidera levantamientos en Sorata haciendo notar estrategias de luchas y organización.

Lideran el bloqueo a la ciudad de La Paz, dejando a la población española totalmente desabastecida, límite de comer sus ropas de cuero como fuente de proteína. Katari es capturado y descuartizado en Peñas por cuatro caballos tirados por españoles, sin antes gritar sin miedo: «A mí solo me matarán…, pero mañana volveré y seré millones». Sus restos fueron enviados a diferentes lugares para darles una lección a los indios que quieran rebelarse.

Pero nunca dejaron de rebelarse frente a la explotación sufrida, entre los tantos levantamientos podemos encontrar figuras como Zarate Willka y Santo Marka T´ula.

Siempre esperando que ese coraje generado por 500 años termine con un Pachakuty (el cambio), donde el indio gobierne al indio, donde se respete y valore a los verdaderos dueños del territorio. El pueblo tuvo que aprender y usar las mismas armas de los K´aras.

Escriben libros de pensamiento indio y plasmaron autodeterminación de los pueblos, donde destacan indios como Fausto Reynaga, Esteban Ticona y Roberto Choque, quienes a través de la escritura plasman el pensamiento y preparan a las generaciones para volver por millones a luchar. Sentimiento musicalmente  escrito por Mario Gutiérrez con su canción “Jacha Uru “– “El gran día “

Uka jacha uru jutaskiway
amuya sipxañani jutaskiway,
uka jacha uru jutaskiway
amuya sipxañani jutaskiway.

Taspacha llakinacasti
amuya sipxañani tukusiniu,
taspacha llakinacasti
amuya sipxañani tukusiniu.

Tatanas mamanaka
uka jacha uru jutaskiway,
tatanas mamanaka
amuya sipxañani jutaskiway.

Ese gran día está llegando,
recordémoslo, está llegando,
ese gran día está llegando,
recordémoslo, está llegando.

Debemos estar unidos
para acabar nuestra miseria y dolor,
debemos estar unidos
para acabar nuestra miseria y dolor.

Padres e hijos,
ese gran día está llegando,
padres e hijos,
recordémoslo, está llegando

Pero, Felipe Quispe Huanca, conocido como el Mallku, funda en 1978 el Movimiento Indígena Túpac Katari, pero al poco andar se da cuenta que el camino no es dialogo, ya que los oligarcas bolivianos no consideraban al indio en ningún aspecto. El camino para el Mallku fueron las armas, creando en 1990 el Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK), que tenía como fin la refundación de Bolivia con un sistema administrativo indio, siendo apresado en 1992 declara que la lucha es “para que mi hija no sea su sirvienta” dejando entrever el fuerte racismo y discriminación de los indios en Bolivia.

Es en la cárcel donde estudia en la universidad la carrera de Historia, declarando que no solo los blancos pueden escribir plasma su pensamiento indio en «Túpac Katari; vuelve y vive carajo», «El indio en escena» y «Mi captura», libros que marcan una generación india que espera y se prepara para el Pachakuty.

Quispe fiel a su pensamiento, es el líder y participe de la caída de la presidencia de Hugo Banzer (dictador), Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa. Fue uno de los detractores Evo Morales por considerar que era llunk’u (sirviente),  político nacido de ONGs y no del pueblo indio.

Felipe Quispe Huanca, actualmente tiene 78 años, se encuentra liderando los bloqueos que  tienen a la Presidenta Autoproclamada Añez, ad-portas de renunciar. El Mallku ha sido ampliamente apoyado por los indios cansado de esperar, piden elecciones para poder volver a la democracia, pero sobretodo reivindican esas palabras que gritará Tupac Katari, ofreciendo su vida si es necesario.

Volvimos, Somos millones y podemos autogobernarnos

“Nosotros los aymaras deberíamos gobernar, o en su defecto, los quechuas.
Hoy en día ya no debe ser como antes.

Yo vi y veo en la universidad, en la Universidad Pública de El Alto, UPEA
Hay jóvenes muy inteligentes, debe de haber por lo menos tres en cada curso,

Podemos gobernar con ellos,
Para eso están estudiando.

Y que todos esos croatas, italianos y extranjeros, se vayan a su país
En esta tierra nuestra estaremos comiendo o sin comer
Y si nos vestimos, será con nuestra ropa, comiendo nuestra comida”

Discurso de El Mallku, en del Ampliado de Palcoco carretera a Copacabana, originalmente en Aymara. 7 de agosto 2020.

*Marisol Muñoz Rojas, india aymara, Antropóloga y Museóloga