Imágenes Roberto Miranda
Videos: primo del Mauro y Camilo C.M.

Durante toda la jornada del domingo, en víspera del 10 de agosto, el ruido de los fuegos artificiales inundó el ambiente en Iquique.


Esto como anticipo de lo que se acrecentó cerca de la medianoche, donde desde diferentes barrios de Iquique se lanzaron fuegos artificiales y bengalas para recibir el día del patrono de la Quebrada de Tarapacá, San Lorenzo, más conocido en “Lolo”.

Este año la festividad religiosa se suspendió por la pandemia que afecta al país y al mundo. Las barreras sanitarias y la cuarentena impidieron que los peregrinos llegaran hasta el pueblo, ubicado en la comuna de Huara.

Al igual que para la víspera del 16 de julio, día de la festividad de la Virgen del Carmen de La Tirana, también en los barrios se lanzaron fuegos artificiales como saludo a la festividad religiosa más grande del norte de Chile.

Esta madrugada, en medio de los ruidos de los fuegos artificiales, hubo quejas de los animalistas por el estrés que origina en las mascotas el ruido de la pirotecnia usada en la víspera del 10 de agosto.