Tanto tiempo en cuarentena que salir un ratito a caminar es el deseo de muchos y muchas. Y cada vez, parece, que se complica el sistema para pedir permisos temporales para salir a comprar alimentos, hacer trámites, ir a médico, etc.


Pero quienes también salen con sus amos, son las mascotas que también disfrutan caminar por las calles de Iquique.

Acá un ejemplo, Firulais acompañó a su ama a comprar a una farmacia, pero como es un perro educado esperó en la puerta el regreso de su dueña.

Como la fiscalización en los últimos días por cumplir la cuarentena, Firulais estaba nervioso que los descubrieran sin permiso, ya que la mano dura va para todos igual.

Se imaginan, Firulais en cana por andar sin permiso.