Luego de un tiempo más desaparecidos que submarino, la oposición de Tarapacá sacó la voz para rechazar la indicación de la UDI para quitar la opción “convención constituyente” (delegados 100% electos) de la papeleta en el plebiscito constitucional del próximo 25 de octubre.


La oposición representada por los Partidos Radical (PR), Partido por la Democracia (PPD), Partido Socialista de Chile (PS), Partido Demócrata Cristiano (PDC), Partido Comunista (PC), Revolución Democrática (RD), Partido Progresista (PP), Partido Igualdad (PI), Federación Regionalista Verde Social y Partido Comunes, firman la declaración.

En la declaración la Oposición tarapaqueña rechaza “los intentos de última hora de la UDI de querer sacar por secretaría, la posibilidad de que los chilenos elijan democráticamente que tipo de cuerpo constituyente prefieren para redactar una propuesta de nueva constitución para Chile. y, precisamente lo que quieren evitar, es la posibilidad de que ésta sea redactada por un cuerpo constituyente elegido democráticamente en su totalidad”.

Luego los partidos opositores de recordar el estadillo social de octubre del año pasado piden que “el pueblo decida”, y respetar ese mandato que “el país exige la construcción de un nuevo pacto social y territorial, diseñado por todas y todos”.

“Lamentamos que una parte de la Derecha, teniendo a la UDI como estandarte, sigan buscando excusas para preservar el legado funesto del dictador en nuestro país. ellos siempre se rehusaron a cambiar la constitución del ’80, porque privilegia a los poderosos que ellos representan, y hoy siguen haciéndolo”.

Y rematan los opositores que “el argumento esgrimido por la UDI de ahorro fiscal es espurio. aquellos que históricamente se han negado a que los sectores más ricos, las grandes empresas y las transnacionales paguen impuestos justos en nuestro país, no pueden hoy erigirse como defensores de los recursos del Estado”, y finalizan “como constituyente en curso, así como trabajar por el ‘apruebo’ y por la opción de ‘convención constituyente’, como el camino y el mecanismo más legítimo y democrático para construir una nueva constitución para chile, la que ahora sí, debe ser la casa de todos”.