Como el Capitán Araya que embarca a todos y se queda en la playa, el cantante Miguel Bosé al final no apareció por la manifestación en contra del uso de mascarillas, que él mismo estaba promoviendo en redes sociales.

Las redes sociales hicieron pebre o chimichurri con la figura de Bosé por su ausencia en la manifestación de ayer en plaza de Colón, de Madrid.

El artista, cuya madre Lucía Bosé falleció a consecuencia de la enfermedad, ha mostrado en varias ocasiones su desacuerdo con las medidas impuestas por el Gobierno contra la expansión del coronavirus. Una de las normas que el cantante más ha criticado es la del uso obligatorio de mascarilla.