A través de su Facebook ‘Malaysia Animal Association’ puso el grito en el cielo por el mas chiste que hicieron lo que pintaron a un perro callejero de color naranja y con rayas negras, como si se tratara de un tigre.


Las imágenes fueron difundidas por la Asociación de Protección de Animales de Malasia, agrupación que busca información para encontrar a los dueños o a los culpables.

«¿Ayuda a Animal Malaysia a averiguar dónde ocurrió y a quién pertenece? Recompensa a los informantes», se dice en una parte de la publicación del fin de agosto en la página de Facebook ‘Malaysia Animal Association’.

La mayor preocupación de los animalistas, es que las pinturas pueden ser tóxicas, lo que puede perjudicar la salud del Firulais.