Una compañía de telas en España ideó una mascarilla sanitaria que cambia su color a blanco si aumenta la temperatura del cuerpo, según información presente este martes en los medios.


El novedoso tapabocas (barbijo para los argentinos) se torna blanquecino si la temperatura corporal alcanza los 37,5º grados, lo que ayuda para detectar una posible infección de Covid-19 en la persona que lo use.

El fundador y gerente de la compañía, Rafael Torregrosa, expresó su deseo de que la mascarilla que cambia de color con el aumento de la temperatura del individuo que la utilice, «facilite el trabajo a los profesionales, además de ayudar a detectar posibles contagios y frenar así la expansión del virus».

La efectividad del producto que puede ser muy útil en espacios educativos, laborales y medios de transporte, fue homologada por el Instituto Tecnológico del Textil (Aitex).