Colombia despertó contando muertos y destrozos luego de una violenta noche de protestas por causa de la muerte de Javier Ordoñez, un hombre de 45 años, a manos de la policía de Bogotá.


Según las autoridades al menos cinco personas fallecieron de forma violenta en la capital colombiana y la vecina localidad de Soacha, pero reportes de medios locales elevan la cifra de víctima fatales a siete.

La violenta jornada dejó también más de 140 heridos, así como 53 recintos policiales vandalizados y numerosos vehículos dañados, incluyendo patrullas y buses del sistema de transporte público.

ORDOÑEZ
Un video grabado con celular registró la violencia de la que fue víctima Javier Ordóñez, quien falleció luego de un operativo de la Policía en la localidad de Engativá, occidente de Bogotá. La grabación empieza cuando el hombre está terminando de ser reducido y puesto en el piso. Allí recibe la primera descarga del taser en un costado del abdomen, consignó Caracol de Colombia.

Segundos después, se oye nuevamente el taser (pistola eléctrica) en dos oportunidades y la voz de la víctima pidiendo que se detengan: “por favor, por favor. Ya, ya, ya, por favor, no más, por favor”. Pero el taser sigue sonando.

La escena es captada por uno de los amigos de la víctima, que también pide a los policías que paren. “Le está diciendo que por favor… los estamos grabando... le está diciendo que, por favor, los estamos grabando”, repite una y otra vez el hombre.
Esas voces de auxilio se escuchan mientras en el video se registra cómo un uniformado le pone al abogado, de nuevo, el taser en la pierna, al tiempo que otro está sobre Ordóñez.

El taser, que nunca fue separado de la pierna de la víctima, vuelve a ser activado. “¿Por qué lo siguen agrediendo si hace ratos dijo que por favor?”, cuestiona el amigo en medio de su angustia.

El hombre, evidentemente agitado, y que trató de persuadir a los agentes insistiéndoles que estaban siendo grabados, no dejaba de pedir auxilio.

FUENTE: Caracol, Internet.