El desafío para las empresas del sector es la digitalización de sus procesos de negocios para ofrecer al cliente lo que demanda, facilitándole todas las gestiones que conlleva una transacción inmobiliaria.


La pandemia del Covid-19 ha afectado tanto a particulares como a empresas y está teniendo un impacto significativo en todos los sectores, entre ellos, el inmobiliario. Según lo explica Benjamín Rabanales Cristóbal, gerente de Marketing de NeoUrbe, “desde lo comercial, las inmobiliarias se han visto afectadas, principalmente, en los análisis de los proyectos a largo plazo, existiendo una gran incertidumbre en cuanto al inicio de nuevas obras y definiciones del futuro del mercado nacional, no sólo dado por la crisis sanitaria, sino también por los elementos de incertidumbre político sociales”.

En este sentido el escenario actual cambió, y hoy, para buscar la anhelada vivienda, ya no es necesario hacerlo presencialmente. La revolución tecnológica permite que softwares inmobiliarios, como por ejemplo MobySuite, cambien por completo las lógicas y mecanismos que hacían funcionar a la industria inmobiliaria chilena. El sector está sufriendo una fuerte transformación digital, por lo que es fundamental que las empresas del sector se adapten y las incorporen a sus estrategias de negocio para poder seguir compitiendo en el mercado.

“Afortunadamente, desde el año pasado nuestra inmobiliaria ya se estaba digitalizando, optimizando los canales de venta remoto y facilitando los procesos internos, buscando hacer más eficiente el trabajo a distancia. Estos avances, ya asumidos en 2019, nos permitieron tener un equipo sólido en venta a distancia, lo cual generó que las ventas se vieran afectadas en una menor medida de lo proyectado, y con resultados por sobre el mercado”, explica el gerente de Marketing de NeoUrbe.

Su partner tecnológico en todo este proceso ha sido Mobysuite, quienes han ayudado en la digitalización y en la gestión de procesos comerciales. “Nuestra modernización no habría sido posible sin ellos, quienes nos han permitido no solo poder implementar algunas de nuestras ideas, sino que han sido un asesor fundamental, abriendo nuevos horizontes tecnológicos, y siendo un real facilitador en el proceso de digitalización”, agrega Benjamín Rabanales.

Los softwares inmobiliarios permiten gestionar los procesos de trabajo de forma segura, eficiente e intuitiva. De hecho, esta tecnología será clave en el futuro, y para el año 2021 se prevé que muchas empresas del rubro implementen este sistema para dejar atrás las notas de papel y las hojas de cálculo de Excel.

Mobysuite cuenta con tecnología especial para inmobiliarias y busca lograr menos dependencia física y más actividad digital en la gestión comercial, contexto que se muestra evidente sobre todo con la situación actual.

Entre los productos que ofrecen, se encuentran el tour virtual de la vivienda, una sala de ventas online, la reserva de inmuebles, pagar la reserva, descargar contratos de manera fácil, automatizada y en tiempo real. Además de poder agendar reuniones a través de videoconferencias y realizar todo un sistema post venta en caso de reclamos o solicitudes por parte de los clientes.

La transformación digital es ya una necesidad fundamental, actuando como detonante para que el sector aproveche los beneficios de la tecnología hacia el éxito en el nuevo entorno. Según Benjamín Rabanales, “los clientes han vivido el cambio hacia la digitalización con total naturalidad, lo que les ha permitido romper todos los mitos existentes en el mercado inmobiliario sobre el proceso de compra y venta de una propiedad”.

Asimismo, en NeoUrbe cuentan con estrategias para enfrentar el impacto del Coronavirus. “Hemos implementado una serie de beneficios para ayudar a que la gente pueda comprar su nuevo hogar o vivienda para invertir, habilitando diversas facilidades de pago, seguro de cesantía, inicio diferido del pago del pie, entre otras acciones individualizadas para lograr que cada uno de nuestros clientes puedan cumplir sus sueños”, detalla Rabanales.

Así, para conseguir el éxito de la transformación, los factores clave a tener en cuenta son la incorporación de metodologías más eficientes y soluciones tecnológicas que ayuden a mejorar la rentabilidad. Y todo ello, acompañado de una gestión que minimice los tiempos de implementación. De esta forma, se acelerará el incremento del valor de la compañía.