Con la entrega de un presente y el reconocimiento por la participación en la segunda versión del concurso “El Orgullo de ser Gendarme”, el director regional de Gendarmería, coronel, Luis González Báez, destacó a la totalidad de los participantes que se inscribieron en dicho concurso, que resaltan los valores institucionales.


Esa labor se cumplió respetando todas las medidas sanitarias, producto de la pandemia que nos afecta. Por ello se citó por grupo a los funcionarios que buscan el cupo de ser el mejor en este concurso. La primera parte se cumplió en las dependencias de la dirección regional, donde cada uno recibió un desayuno, mascarilla y alcohol, para mantener el cuidado correspondiente.

Luego la autoridad penitenciaria se trasladó hasta el Complejo Penitenciario de Alto Hospicio, donde cumplió la misma labor. “Este es un momento especial para cada uno de ustedes, porque fueron designado por sus propios compañeros de trabajo. Ello es el reconocimiento a sus cualidades y condiciones de funcionarios y como persona. Eso es lo más importante y refleja el espíritu de este concurso”, destacó el coronel Luis González.

Mientras que la coordinadora regional del concurso, Estefanie Claro, dijo que a nivel regional quedaron 13 seleccionados, tres de la Planta 1; cinco de la Planta 2 y cinco de la Planta 3. Ello fue por la revisión a nivel central considerando años de servicio, notas meritorias, el comportamiento a lo largo de su carrera, entre otras. Luego las duplas psicosociales, cumplieron con las entrevistas de los participantes y evaluación de la mesa.

Los semifinalistas de la Planta 3, profesionales, técnicos y auxiliares, son María Vásquez, Atiliano Albornoz, Hugo Yagual, Carolina Arce y Claudio Méndez. En la Planta 2, el sargento, Néstor Cifuentes; cabo, María Silva; cabo, Christian Gómez, cabo José Ávila y la cabo Daniela Céspedes. De la Planta 1, teniente Carlos Cueva, teniente Cynthia Jamett y el comandante Juan Carlos Zamora.

Agregó que en estos momentos la determinación de los seis semifinalistas depende del nivel central y es quien toma la última determinación. Este año a diferencia del año anterior, se considera la participación de la familia, para lo cual se organizó un concurso de pintura, destinado a los hijos de los funcionarios, lo que ayuda a que haya una mayor puntuación para cada unidad que apoya a sus respectivos representantes.