Degustar un vaso de tinto junto a un buen asado, acompañar con una copa de vino blanco un pescadito frito o quebrarse con la polol@ con un blanquito “Late Harvest”. Acá está el listado confeccionado  la española  Marta Maciel.

1. Previene el envejecimiento temprano. Es decir, a partir de su consumo moderado de unos tres o cuatro vasos al día, actúa como antioxidante natural, por lo que está demostrado que las personas que habitualmente beben vino en las comidas pueden llegar a vivir más tiempo.

2. Es capaz de prevenir enfermedades coronarias. Es sabido que acompañar la comida con una copa de vino tinto es bueno para ayudar a mantener la vitalidad interior, y no es ni mucho menos perjudicial en estos casos.

3. Es antiinflamatorio.

4. Actúa como vaso dilatador. El hecho de que actúe flexibilizando las venas y arterias que se ven afectadas por el paso del tiempo convierte este hábito en un hecho positivo. Además, son precisamente estas partes las que se ven afectadas por el consumo de tabaco, lo que ayudaría a suavizarlo si se combinara con vino. Por otra parte, la dilatación de las arterias también aporta una reducción de las posibilidades de sufrir un trombo.

5. Protege de forma eficaz directamente al organismo, ejerce de escudo y previniendo que se produzcan daños en él, y hace que se prevengan episodios gripales.

6. Asiste y refuerza al aparato digestivo, y puede conseguir que no se produzcan episodios de colon irritable.

7. Es anticancerígeno. El enólogo comentó que una de las plantas que usaba la medicina tradicional china para enfermedades del corazón interviene en la elaboración del caldo, lo que influye para esquivar este tipo de males asociados.

8. En cierta medida, puede sortear el Alzheimer. Pascual Herrera apuntó durante su intervención en «El vino es un placer» que existen estudios de investigación que prueban que aquellas personas que solían beber vino habitualmente para acompañar sus comidas no suelen desarrollar enfermedades mentales como la demencia senil. Aunque fue bastante prudente con este dato, sí demostró la relación entre ambos aspectos apoyándose en análisis de este tipo.

9. Es posible, por otra parte, que no se lleguen a acrecentar enfermedades de tipo diabético gracias a su ingesta moderada, ya que consigue que baje la dosis de insulina en sangre.

10. Contribuye a disminuir el estrés del tipo de vida: una de las razones en las que hizo especial hincapié el ponente, ya que es «la bebida más indicada para hacer un alto en el camino».

Fuente: MARTA MARCIEL