El sexo ayuda a reducir el estrés, y entre más frecuente, menores son los niveles de éste, explican especialistas del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, en su estudio publicado en la revista científica PlosOne.

¿Por qué reduce el estrés?
1. Según los investigadores de la Universidad de Princeton, tener múltiples experiencias sexuales a diario durante un período de dos semanas, consiguen reducir drásticamente la liberación de cortisol (la hormona del estrés).

2. Además, el estudio también demuestra que practicar sexo frecuentemente aumenta la neurogénesis (formación de nuevas neuronas) así como el número de conexiones entre células nerviosas y reduce dramáticamente los niveles de ansiedad.

3. Durante clímax se libera la oxitocina, hormona responsable de que aumente la intensidad del orgasmo, en tanto que las células nerviosas del cerebro descargan su contenido eléctrico provocando, una vez ha pasado, el relajamiento físico y mental.

4. Tener sexo en la noche es benéfico para los hombres porque el cerebro libera sustancias, como las endorfinas y serotoninas, que inducen un estado de relajación profunda y de sueño, con lo cual se reduce la tensión y el estrés acumulado durante el día, según un estudio de la Unidad de Alteraciones del Sueño del Hospital General de Cataluña, España.

5. Tener sexo tres veces a la semana ayuda a reducir la presión arterial, y de manera más específica, reduce la presión sistólica, en hombres que padecen de tensión nerviosa por estrés, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Paisley, Escocia.

De acuerdo con los especialistas, los mayores beneficios de tener sexo frente al estrés se obtienen luego de tener relaciones con una pareja con la que existe un vínculo, más que únicamente la actividad sexual como lo es la masturbación, gracias a que existen una mayor la liberación de hormonas que acompañan al preludio (besos, caricias y abrazos).

Fuente: Informe 21