“Me invade una absoluta tristeza, siento que se me cierra la garganta. Tengo ganas de llorar y gritar. Después de 7 años de matrimonio descubrí en el celular de mi esposo un mensaje muy comprometedor con una chica. Aún no lo puedo creer. Creí que éramos totalmente felices y unidos. ¿En qué momento llegó un tercero? Sin embargo no quiero perderlo pues quiero seguir con esta relación y tratar de salvar lo construido.”

Si eres aquella mujer que está en una situación de infidelidad y quiere seguir con su relación, te decimos como. Para todas nuestras lectoras de ActitudFEM les respondemos la pregunta del millón: ¿Se puede seguir una relación tras una infidelidad?

Definir infidelidad

Cada pareja es un mundo distinto. La fidelidad significa un acuerdo de unión, honestidad y lealtad en la pareja. Sin embargo, la infidelidad va a depender de lo que en un principio se acordó. Depende de los valores y principios de cada uno.

Por ejemplo: ¿Para ti es infidelidad que tu pareja establezca diario con alguien del sexo opuesto una conversación vía chat? ¿Es infidelidad el hecho que tu pareja al momento del encuentro sexual rechace a esa persona?

Con quién te fue infiel

Algo que definitivamente impactará en la relación es “con quien te fue infiel”. No es lo mismo una infidelidad con alguien desconocido a la que nunca conocerás, a un amigo o familiar cercano que frecuentarás mucho más. De esta forma te será muy difícil perdonar y soltar ya que siempre te dirás a ti misma: ¿Cómo es posible que con esa persona? ¡Nunca lo hubiera imaginado!

En qué situación ocurrió

Es importante hacer distinción de cómo ocurrió la infidelidad. En ocasiones cuando uno está bajo una sustancia como alcohol, los impulsos y el lóbulo frontal se encuentran desinhibidos lo que pudiera facilitar romper un compromiso.
Tienes que saber que no es lo mismo una infidelidad en los cinco sentido a cuando uno está en total efecto de una sustancia.

Tipo de infidelidad

En ocasiones dentro de las relaciones existen infidelidades espontáneas y encuentros sexuales fugaces. Cuando existen viajes, celebraciones con alcohol, mujeres de paga etc.

Existen infidelidades que involucran sentimientos y relaciones duraderas con alguien más. Esto hace mucho más difícil para la persona poder seguir adelante. Acuérdate que depende mucho de lo que puedes lidiar y de lo que no estás dispuesta a permitir.

Confronta la situación: Es importante que hables con tu pareja sobre lo que está ocurriendo. En ocasiones no sabemos cómo lidiar con los problemas, queremos evitar conflictos, negarlos y que desaparezcan. El silencio puede llegar a ser algo muy destructivo. Los problemas no desaparecen, se acumulan en forma de resentimiento y amargura.

Externa la situación de crisis que están viviendo. Traten de juntos ver lo que pasa y por qué sucedió. El comunicar une a la pareja y se hacen más fuertes.

Conoce tus límites

Es una decisión muy personal saber si uno puede y quiere perdonar una infidelidad. Tener claro que es algo que ocurrió y que si perdonas estás dispuesta a soltar y a no reclamar. Volver a querer intentar estar juntos.

Si por lo contrario es algo que te hace mucho daño, tus pensamientos giran en torno al evento, no concilias el sueño, no tienes apetito y solo buscas vengarte, es importante saber que te afecta mucho la infidelidad y que no quieres ni puedes perdonar.

Plantea el perdón

Cuando hablamos de perdón, hablamos de dejar ir el dolor. Si realmente decides continuar con tu pareja es porque lo vas a perdonar.

Si el resentimiento, el coraje y el dolor se quedan almacenados en tu interior y no trabajas para liberarte y sanar es muy probable que en cada discusión se lo eches en cara. Esto no los llevará a avanzar sino a estancarse y a vivir en el eterno “tú me hiciste”.

Debajo del iceberg

La infidelidad significa la gota que derramó el vaso. La cereza del pastel. El motivo por el cual se termina un matrimonio.
Lo importante es darse cuenta de todo lo que existe debajo de esa infidelidad. ¿Qué fue lo que detonó la triangulación? Distanciamiento sexual, emocional, falta de apoyo, soledad, egoísmo, exceso de trabajo, desplazamiento de los hijos y poca comprensión.

Alguien describió la infidelidad cómo “es una inquietud por la búsqueda personal de experimentar algo diferente, como cuando alguien se toma o se droga.” El infiel se hace daño a sí mismo por no enfrentar y no saber comunicarle a su pareja lo que necesita.

Lo que se busca

Dicen que las mujeres dan sexo en busca de cariño y los hombres dan cariño en busca de sexo.

Es importante entender esta connotación y diferencia entre hombres y mujeres para que exista un mayor entendimiento. Así mismo poner atención a las necesidades sexuales de los hombres sabiendo que por naturaleza tienden a ser más instintivos. Y por lo contrario los hombres tratar de escuchar, entender y apoyar más a la mujer.

Fortalecer la relación

Si realmente quieres seguir con esa persona que tienes a tu lado es momento de empezar a buscar fortalecer la relación. Comiencen a hacer cosas fuera de la cotidianidad, que los saque de la monotonía. Abrir nuevos panoramas en su vida sexual y emocional para volverse a unir. Si alguna vez hubo amor, pasión y encanto intenten volver a despertarlo.

¿Cuándo fue la última vez que tuvieron una ducha juntos? ¿Hace cuánto tiempo no tienen una cena romántica? ¿La última vez que sorprendiste a tu pareja con su comida favorita?

Fuente: Informe 21