Muchas personas suelen tener algunas experiencias en su vida sexual que pueden parecer muy extrañas a las demás, debido a que necesitan algún estímulo para lograr la excitación o placer, y generalmente son denominadas como parafilias.

De acuerdo con información del Consejo Nacional de Población (Conapo), las parafilias se vuelve un problema cuando el estímulo (objeto, emoción, lugar) es inalcanzable o genera daños en la relación de pareja.

Conoce las más inusuales

De acuerdo con información publicada en Livescience, el número de parafilias es muy grande y algunos son más conocidos que otros como el sadomasoquismo, exhibicionismo, froteurismo; sin embargo, existen otros que no lo son tanto como los siguientes:

Parcialismo. Con este parafilia, las personas sienten una atracción sexual hacia alguna parte específica del cuerpo, excepto los genitales, como los pies, manos, axilas.

Clismafilia. Los individuos obtienen placer al introducir líquidos en el cuerpo a través del ano; práctica que puede ser muy peligrosa para la salud de las personas.

Escatalogía telefónica. A las personas les excita las llamadas telefónicas eróticas, donde se revelen datos íntimos.

Dacrifilia. Este fetiche se presenta cuando las personas sienten placer al ver llorar a las personas, incluso el sonido puede causarles excitación.

Triolismo. Quien tiene esta parafilia le gusta ver a su pareja tener relaciones sexuales con otra persona. Los hombres son más propensos a tener esta fantasía, según un estudio publicado en la revista Personality and Individual Differences.

Fuente:Informe 21