El cine ha sido uno de los principales incentivadores de esta fantasía sexual y con razón: el sonido del mar, la brisa suave de Huaiquique, el ambiente de relajación, la poca ropa, la piel bronceada, todo contribuye a un ambiente sensual y de provocación difícil de resistir.

Sin embargo, muchas veces, y con la emoción de una nueva experiencia, existen cosas que se nos olvidan o que simplemente omitimos y que, definitivamente, son fundamentales para que todo salga a la perfección y sea una experiencia nueva.

1. No ir preparados con una toalla grande en donde quepan los dos, esto para evitar que la arena se les cuele por todo el cuerpo.

2. Muy de la mano del punto anterior viene el tema de los bronceadores; si tienen pensado hacerlo en la playa es recomendable que los olviden, ya que solamente se lograran llenarse completamente de arena.

3. Lavarse con agua limpia después de haber tenido sexo también es algo que omitimos; recuerda que la sal del mar, el cloro de las piscinas o la arena pueden irritar la piel y causar infecciones en los genitales, sobre todo en las mujeres.

4. Nunca lo hagas en una playa pública ya que cualquier persona podría sorprenderlos y hasta una multa podrían ganarse; mejor busquen lugares que no estén a la vista de todos, por ejemplo detrás de las dunas o en un paraje escondido.

5. Utilizar lubricante a prueba de agua es una de las cosas que debes hacer y muchas parejas olvidan. Durante la penetración bajo el agua, el preservativo se seca y puede ser una experiencia dolorosa o correr el riesgo de que se rompa.

6. Ya hablando de preservativos, te recordamos que si tienen pensado hacerlo en el agua, este debe colocarse antes de entrar al mar para que no se rompa. Ojo, este es un punto fundamental y que la mayoría de las parejas deja de lado.

7. Finalmente te recomendamos que siempre utilices otro método anticonceptivo, pues los condones suelen no ser eficaces al 100.

Fuente: Informe 21

525464895c1bd