ministro 2Más de 400 albergados, severos daños en numerosos inmuebles que no podrán ser habitados, más de 200 atenciones médicas de urgencia, la ausencia de servicios básicos y especulación de precios, son parte del panorama en Alto Hospicio tras el segundo sismo que alcanzó una magnitud de 7,6 grados Richter.
El nuevo temblor provocó la masiva huida de los ocupantes de numerosos inmuebles de la comuna, quienes optaron por levantar verdaderos campamentos en los frontis de sus casas o espacios públicos, como plazas,  sitios eriazos, entre otros, donde se han instalado con carpas, colchones, frazadas o al interior de sus propios vehículos.
Los suministros básicos se han mantenido suspendidos, siendo uno de los más críticos el agua potable lo que ha derivado en la aplicación de planes de contingencia por parte de la Empresa Aguas del Altiplano y el municipio para distribuir el vital elemento. La casa consistorial sacó siete camiones a la calle para rotar en distintos puntos y abastecer a la ciudadanía.
Con dotaciones de funcionarios trabajando durante las 24 horas del día, la Municipalidad de Alto Hospicio ha mantenido dos albergues ubicados en el Gimnasio Techado Municipal y el Polideportivo de La Pampa, donde se ha ofrecido alimento, abrigo y atención médica a  poco más de 400 acogidos.

 

MAXIMOS ESFUERZOS

 

coordinacionesEl alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, dijo que el municipio ha desplegado el máximo de esfuerzos para atender la totalidad de los requerimientos de la comunidad. “Hemos atendido los requerimientos de los albergados que tenemos y de casos sociales urgentes, distribuimos agua, respaldando la protección a la ciudadanía y la seguridad pública. Como municipio hemos realizado un tremendo esfuerzo para atender los requerimientos de  casi cien mil habitantes, la mayoría de los cuales se encuentran atemorizados respecto de lo que puede ocurrir con los movimientos telúricos”, dijo.
Otro de los aspectos que preocupa, es la especulación de precios de productos básicos.  La falta de conectividad y el temor de la ciudadanía, ha provocado una sobredemanda de insumos.  Sólo uno de los supermercados de la ciudad abrió sus puertas parcialmente y casi un 70 % de los locales comerciales de las ferias se mantienen cerrados por temor a saqueos.  Sobre el tema, la autoridad comunal incentivó a la comunidad a formular las denuncias ante la policía para que sancione a los especuladores. “No puede ser posible que algunos comerciantes que ahora están haciendo pan, pretendan venderlo a precios exorbitantes abusando de la necesidad de la gente”, dijo.

 

MINISTRO

 

1También, el alcalde Ramón Galleguillos se reunió con el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga y la ministra de Vivienda, Paulina Saball, junto al intendente Mitchell Cartes, abordando las problemáticas de conectividad, habitacional y de abastecimiento de la comuna.
En materia de habilitación del tránsito, el ministro Undurraga dijo que se ha enfrentando una situación muy compleja debido a los fuertes sismos, los que provocaron que en algunos puntos se inhabilitaran las dos pistas de la ruta 16 que conecta a Alto Hospicio con Iquique. Aunque inicialmente se anunció la habilitación del zig – zag como pista de bajada para los vehículos, la determinación debió cambiarse minutos después debido a derrumbes que se habrían generado en esa ruta, por lo tanto, se implementó una sola pista para bajar y subir desde y hacia en Alto Hospicio, los desplazamientos serán parciales y regulados por Carabineros.
En materia de vivienda, la ministra del ramo, Paulina Saball, dijo que trabajarán de manera combinada equipos de profesionales del Ministerio de Vivienda y la Municipalidad de Alto Hospicio en elaborar un catastro de la totalidad de los inmuebles que presentan problemas estructurales y determinar el nivel de daño que enfrentan, para adoptar medidas que impliquen demolición, la entrega de subsidios o beneficios.
Ayer la casa consistorial  retomó el retiro de desechos de la vía pública y buscó habilitar parte de sus propias dependencias que han resultado severamente dañadas con el sismo.