equipo saludEn más de un 37 % se incrementaron las atenciones médicas en el Centro de Atención  Primaria de Urgencia (SAPU) del consultorio “Pedro Pulgar”.
De acuerdo a los datos estadísticos, entre el 01 y el 10 de abril, se registraron un total 2202 atenciones, cifra que implica un incremento de un 37,63% en relación al mismo período del año pasado, números que están marcados por las prestaciones entregadas durante el terremoto.
Las atenciones más frecuentes durante los días de la emergencia, fueron las relacionadas con patologías ginecoobstétricas, síndromes coronarios, traumas, infartos y estados gripales, entre otros.
El alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, al hacer un balance explicó que el personal de salud ha redoblado esfuerzos para atender los requerimientos de la ciudadanía, principalmente, aquellas que se generaron apenas suscitada la emergencia.  “Desplegamos el máximo de medios y que permitieron – en suma – atender las demandas de la comunidad y el incremento de atenciones que se suscitaron producto de los temblores”, precisó.

 

«Contamos con moderno equipamiento, ambulancias de última generación y personal capacitado que permite enfrentar catástrofes de esta naturaleza”.

 
Galleguillos relevó como dato el hecho que el personal de salud participó en 12 traslados aéreos de los pacientes que presentaban cuadros de mayor complejidad y concurrió a prestar apoyo a emergencias suscitadas en distintos puntos de la ciudad y comunas del interior con las ambulancias avanzadas que cuenta el recinto. «Contamos con moderno equipamiento, ambulancias de última generación y personal capacitado que permite enfrentar catástrofes de esta naturaleza”.
La autoridad comunal apuntó que una de las prioridades que se ha delineado y coincidido con las autoridades de gobierno, se relaciona con la preocupación por la salud mental de la población, la vacunación de la toda la población contra la influenza y una selectiva de la hepatitis. “Nuestros equipos de profesionales están trabajando en los campamentos temporales y en las poblaciones para evaluar a los damnificados y preparar un programa de intervención que nos permita enfrentar las problemáticas de salud mental generadas por la seguidilla de sismos y los dos terremotos que afectaron a la zona. A eso sumamos tareas solicitadas por la ministra Molina y que se vinculan con vacunaciones”, sentenció.