ADA-COEEn coordinación con la Superintendencia de Servicios Sanitarios

Aguas del Altiplano dio a conocer hoy un conjunto de medidas relativas a su servicio, las que –en coordinación con la Superintendencia de Servicios Sanitarios- tienden a apoyar sobre todo a los damnificados cuyas viviendas resultaron más afectadas por los terremotos del 1 y 2 de abril recién pasado.
En esa línea, consciente de la compleja situación por la que atraviesan cientos de familias en Arica y las comunas que atiende en la región de Tarapacá, la compañía resolvió –entre las principales medidas-, dejar sin efecto la deuda histórica de servicio de agua potable y alcantarillado de los titulares de cuentas cuyas viviendas resultaron destruidas o se encuentran con orden de demolición emanada de la autoridad.
En tanto, a las casas consideradas con daño mayor, sólo se les cobrará término medio –esto es, el promedio de consumo de los últimos seis meses-, evitando así que paguen consumos como consecuencia de posibles fugas ocasionadas por roturas al interior de las viviendas.

 

FACILIDADES

 

Sergio Fuentes, gerente regional de Aguas del Altiplano.
Sergio Fuentes, gerente regional de Aguas del Altiplano.

Por su parte, los medidores dañados como consecuencia del terremoto, serán renovados sin costo para los clientes. Adicionalmente, se realizará una serie de rebajas en las cuentas para reconocer los efectos de las suspensiones del servicio, todo ello de acuerdo a las normativas de Facturación de la Superintendencia de Servicios Sanitarios.
“Todos quienes trabajamos en esta compañía, estamos comprometidos con nuestros clientes y queremos apoyarlos desde nuestro quehacer en este difícil período. Sin duda, han sido días de mucha angustia para un gran número de familias de las regiones donde operamos. Así, nos hicimos un deber el plantear este conjunto de medidas para aliviar la situación de varios de nuestros clientes, que resultaron afectados sobre todo desde el punto de vista de la vivienda”, sostuvo hoy el gerente regional de Aguas del Altiplano, Sergio Fuentes.
Fuentes recalcó además que “obviamente, durante todo el tiempo en que el servicio estuvo interrumpido como consecuencia de los terremotos –que dañaron parte de nuestra infraestructura-, no se generó consumo en los hogares, por lo cual no hay cobro alguno asociado. La comunidad tiene que estar tranquila al respecto”.
La compañía agregó que la planificación y puesta en marcha de estas medidas se realiza en coordinación con la autoridad del sector, la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS).