Casi preciso como reloj, a la una en punto de la madrugada de Tarapacá, se registró un fuerte sismo, cuya magnitud según Sismología fue de 4,9 grados, a 40 kilómetros al SO de Cuya. Mientras el SHOA informó que el movimiento “no reúne las condiciones para un tsunami”.
El movimiento telúrico madrugador alertó nuevamente a los habitantes del puerto glorioso, a pocos días de cumplirse un mes de los terremotos que nos movieron el piso.

sismo 28 de abril