Carmen Muñoz C.*
uvs140506-001
Yarko Campillay, la voz de las sirenas de tsunami conversa con el intendente Michel Cartes.

Ningún iquiqueño que vivió las alarmas de tsunami y estaba en zona de inundación podrá olvidar las sirenas y la voz que indicaba lo que había que realizar durante la emergencia… Podríamos catalogarla como la voz más odiada cuando decía que había que evacuar a zona segura… Y es que este martes Yarko Campillay – la voz tras la sirena de evacuación- salió del anonimato de forma muy casual, él es mecánico, pero otro oficio que realiza es el de ser locutor, en diferentes comerciales radiales de la zona.

 

Cuenta que él hizo una prueba para la empresa a cargo de las alarmas,- en ese entonces año 2012 como una especie de casting – a través de una radioemisora que trabajaba, pero por cosas de la vida, cuando se hizo un simulacro supo que su voz era la que le avisaba a la gente de que se trataba la alerta y mayor fue la sorpresa cuando se escuchó en las alarmas de tsunami tras los terremotos, lo más raro de todo, sin recibir pago alguno.

NO LE PAGARON

Justo durante el mediodía de este martes se encontró con un amigo y este le presentó al intendente como» la voz de la alerta de tsunami», ambos tuvieron un diálogo, le hizo una demostración y en modo de broma Cartes, le dijo «usted tiene la culpa», además de preguntarle ¿y no te pagaron?

La historia de este hombre no es menor, ya que fue escuchado por toda la población Iquiqueña y la del borde costero en unos de los momentos más complicados que ha vivido la región en este último tiempo, quien por esas casualidades de la vida salió del anonimato convirtiéndose en esas historias del lado B de los terremotos ocurridos en la zona.
Mientras tanto Yarko, dijo que al menos ese trabajo que quizás nunca será pagado monetariamente pero sirvió para la gente, «mi voz ayudó al Gobierno» comentó.

*Publicada el 7 de mayo del 2014