En lo personal me estresaría un poco esto de los cortos circuitos en momentos inadecuados, pero más de 2mil personas respondieron la encuesta de Middlesex University y de ellas un quinto estarían contentos de probar el sexo con robots.

Además descubrieron que el 46% de los participantes sienten que la tecnología ha progresado demasiado rápido, y el 33% cree que los robots algún día sustituirán a soldados, policías y maestros.

El Huffington Post publicó uno de los comentarios de la encuesta “Pareciera que llegamos al punto en el que las personas preferirían tener sexo con algo que sabe exactamente lo que está haciendo, donde sabemos exactamente cómo va a reaccionar y cuánto tardará y qué tan bueno será. Pero esto elimina la emoción de la incertidumbre que da estar con una persona viva y el riesgo de que salga mal”.

¿Pero qué tan diferente sería esto de, digamos, los vibradores? Si los robots son meramente juguetes entonces podrían volverse tan mainstream como los dildos, pero si aportara además algún tipo de conexión emocional (como en la película Her), ¿cuáles serían las implicaciones sociales?

¿Tendrías sexo con un robot?

Fuente: Informe 21