Don Sol:

Muchas gracias por sus parabienes. Le cuento que me encuentro en pleno viaje a Cuyabá, tierras muy conocidas por el pati’perro y díscolo edil de la comuna de al lado, también conocida como Mayami.

Gracias a un amigo camionero paraguayo, Bibencio Gamarra, que le vendía sopaipillas y tecito cuando quedó varado pa’l terremoto, voy rumbo a los pagos de Pepe Carioca. La estoy oficiando de “pioneta” para ganarme la paleteá del guaraní que va cargado de “cambiovolantes” para la triple frontera. Y de ahí, me las arreglo con alguna movilidad para llegar a mi destino.

promo charly 2Por aquí llueve mucho. Y en estos momentos de inclemencia es cuando se agradece a la patria querida. Le confieso, que con todo el barullo del terremoto y los damnificados, un día me puse en una fila ( no diga “cola”, suena homofóbico ). Era para repartir carpas, de esas iglú, para los sin casa. La verdad que mi mediagua quedó paradita, pero no pude resistirme a la oportunidad de optar a esta atractiva oferta ONEMI. Lo hice pensando en ir a la playa pa’l verano, pero me cayó de perilla para capear los temporales tropicales junto al Larry. Ay se me salió ¡

De confesión en confesión. Bueno, ejem… ( carraspeo ). El Larry se vino conmigo, pero en calidad de emprendedor, no de lo que usted se imagina Señor Astro Rey. Se le ocurrió tejer bufandas tricolores para vender en Hospiwod, y la verdad que con tanta ropa americana y los fardos de ayuda del sur, no lo pescaron pa’ná. Así que decidimos probar suerte con las chalinas entre los miles de hinchas de la marea roja. En este largo y aventurero periplo, mientras chachareo con mi amigo Gamarra, mi compañero se las teje todas en la litera del camión que hasta el momento funciona como avión.

Gracias a los cabros de la Aduana en el Paso de Jama, que tienen un deco pirata, pude ver el partido con los palitroques de Irlanda del Norte. Qué emoción ver de vuelta al Rey Arturo, si con el Larry hasta unas lágrimas se nos cayeron. No me gusta que me vean llorar, hasta la próxima, ojalá ya desde Brasil.

Brayatan Altovicio
Reportero sin credencial en el Mundial