A diferencia de la primera marcha estudiantil del 8 de mayo, cuando hubo rockanrrol con los pacos, esta vez la marcha contra la reforma educacional fue más tranquila que acuario de almejas.
Si bien, según reconoció la dirigente de la Fedeunap, Nayra Martínez, participó menos gente que la primera marcha, lo importante fue que “se está tomando conciencia que hay que mejorar la calidad de la educación”.
“Es muy importante que nuevamente los estudiantes de la UNAP y los compañeros de la Universidad de Tarapacá, también los secundarios y de la universidades privadas, se unieron a la marcha trabajadores de Coca Cola y de Unimarc y los portuarios. Es una marcha multisectorial, mas allá de la cantidad de personas fueron importantes los temas que tocamos”, indicó Nayra Martínez.

marcha
Imagen Pink Floyd, «Otro ladrillo en la pared». El fotógrafo tiritón de El Sol de Iquique no llegó, así que no tenemos la imagen de la marcha.