¿Estás en una relación con trastorno obsesivo-compulsivo?

Las personas que están inmersas en este tipo de relación tienen conductas como el reevaluar si ama a su pareja, dudan del amor de su pareja o piensan en los defectos físicos de su compañero.

Estas preguntas y dudas propician una mala vida sexual, es decir, un bajo nivel de satisfacción sexual, porque los síntomas del trastorno compulsivo reducen la felicidad.

Un ejemplo más claro es cuando una persona que tiene un trastorno obsesivo, aunque ame a su pareja, se pregunta si sería más feliz con alguien más, o llamar en exceso para ver si le es fiel.

La mayoría de las veces son ignorados estos síntomas por las personas y piensan que es normal tener esos pensamientos; sin embargo, si se detectan a tiempo, con ayuda de terapeutas se puede solucionar todo.

El trastorno compulsivo impide que la pareja experimente unión emocional y se genere un ambiente de estrés y tristeza, sentimientos que dañan el placer en la vida sexual de la pareja. Y tú, ¿tienes una relación obsesiva-compulsiva?

Fuente: Informe 21