1. Se me olvidó la pastilla
¿Se te olvidó un día? Tómatela cuando te acuerdes (aunque te tomes dos el mismo día) ¿Se te olvidó dos días? Tómate dos hoy y dos mañana y con eso regresarás a tu calendario normal. ¿Se te olvidaron tres? Es hora de marcarle al ginecólogo y pedir instrucciones. Depende de las pastillas que estés tomando la recomendación que recibirás de tu doctor. Te recomendamos que te cuides con otro método (como condones) por el resto del mes, hasta que te termines el paquete de pastillas.

2. Se me rompió el condón

La pastilla del día siguiente en nuestro país se vende sin receta médica, aunque siempre te recomendamos consultar con un experto. Pídela en la farmacia, lee cuidadosamente las instrucciones y tómala en el tiempo recomendado. Mientras más pronto te la tomes más efectiva será. Recuerda que es para emergencias y no un método anticonceptivo.

3. DIU

Curiosamente, el DIU puede servir para evitar la fecundación e implantación del óvulo, y una vez que te lo ponen puede ser tu método anticonceptivo. Para que sea efectivo deberás acudir al médico tan pronto como puedas después de que se te olvide usar anticonceptivos o se rompa el condón. Tienes una ventana de tiempo muy limitada así que consulta a tu médico, pregúntale si es una buena idea para tu caso y haz tu cita.

Ninguno de estos métodos es 100% efectivo así que si no llega tu periodo hazte una prueba de embarazo. Puede ser que el mismo estrés te esté retrasando, así que mientras más pronto la tomes, mejor.

Fuente: Informe 21