marcha 25 2Más enredado que plato de tallarines fue la convocatoria a marchar contra la reforma educacional de los profes iquiqueños, mientras un sector dice estar en contra, otros dirigentes apuntan que la iniciativa para cambiar el sistema educacional es buena pero hay que colocarles algunos cachirulos. Ayer las calles céntricas de Iquique Glorioso recibieron los gritos y ruidos de vuvuzelas, para llamar la atención a las autoridades que tomen en cuenta a los educadores en el proyecto de la Tía Michelle.
La marcha comenzó en la sede del Colegio de Profesores, para seguir por Vivar, Serrano, Aníbal Pinto y llegar a la Plaza Prat, donde se mandaron sus discursos.
*“Los profesores están aquí reclamando por un derechos a un dialogo real y no formal, respecto al proyecto de Ley que presentó el Gobierno de la Presidenta Bachelet al parlamento, con los tres pilares de la reforma educación”, dijo el presidente regional del Colegio de Profesores, Pedro Cisternas.

 

 

*“Se da a conocer una sola versión de la reforma, pero no se da la posibilidad democrática de parte de los dirigentes actuales que haya una óptica distinta, que es buscar la situación que está escondida en la reforma”, señaló el secretario regional del Colegio de Profes, Luis Dávila.

 

 

“Nosotros apoyamos la reforma educacional, pero también apoyamos a los profesores porque sabemos que no son partícipes de la nueva reforma”, dijo el dirigente local de los secundarios agrupados en la CONES, Erick Astorga, pero más adelante en una vuelta carnero agregó “Es una reforma subjetiva y bastante ambigua con muchos puntos que todavía no se explican bien, como lo dije la participación ciudadana no contempla la explicación de la reforma educacional, creemos que una iniciativa que va a cambiar el país, es ambigua”, aseveró Astorga.
Cri, cri, cri…