simulacro-tsunamiHa pasado cerca de un mes y tres semanas que asumió el nuevo y cuestionado Director Regional de la ONEMI, el ingeniero en prevención de riesgos, Alejo Palma Cortés.
De un comienzo fue dudable su designación, tras participar en el proceso de selección a través del portal de Empleos Públicos, el ingeniero en prevención de riesgos, que venía de la ZOFRI S.A. fue duramente criticado, al señalar que su paso por ese estamento público privado no dejó una buena imagen sobre su gestión.
Pues bien, ya llevamos un mes y tres semanas, no observando alguna gestión,- los medios de comunicación, de alguna manera no se sienten cómodo con el estilo de como canaliza su información.
La idea es que muestre que se está haciendo. Estamos en una región de temblores y este organismo toma mucha relevancia en esta zona. Llevamos tres meses de uno de los movimientos sísmicos más fuertes que ha tenido Chile, y no se aprecia ningún plan de trabajo o acción que pueda llamar la atención de este organismo, algún plan en caso de evacuación en caso de alarma de Tsunami, coordinación entre instituciones de emergencia, o de primera necesidad. Esta región en particular es sísmica y por lo tanto debe ser muy fuerte la presencia de este organismo de emergencia. Lamentablemente no se parecía un cambio potente, fuerte o significativo después de los tres terremotos que tuvo la región, al contrario, las únicas medidas claras que sean tomado son las que han salido varios ex directores de ese servicio, creyendo que no es el camino.

 

¿Y la ONEMI Tarapacá en qué onda anda?
Entonces la pregunta es ¿y la ONEMI Tarapacá en qué onda anda? ¿Qué está haciendo?¿Qué plan de acción está elaborando?¿Qué coordinaciones tiene? Se ha hecho algo que comunicar, (aparte de lo tradicional) que haga sentir más segura a la gente. O seguimos igual.
Si fuese lo último, entonces nuevamente se da la idea que estamos en manos de un organismo inerte, sin peso en su accionar. Recordar que, la prevención e información hacen que la ciudadanía está mejor organizada y preparada para una emergencia.
El Martillo: