El diputado acomódate cristiano, Jorge Sabag, autor de un proyecto de ley que buscaba proteger la dignidad de las autoridades, después de las burlas de las redes sociales no le quedó otra que pedir disculpas. La idea de honorable, era castigar a quienes pusieran “memes” de las autoridades en Twitter o Facebook.
El parlamentario cree que se sobrerreaccionó ante su idea, que buscaba originalmente proteger agresiones a la figura del Presidente de la República, o jueces y fiscales, frecuentemente amenazados en el marco de su labor.
Según su versión, y cómo el hilo se corta por lo más delgado aseguró que fue mal redactado un párrafo que castiga los insultos proferidos por medio de plataformas electrónicas, de manera gráfica y textual, y que fue de inmediato atribuido a una intención de limitar la libertad de expresión.
Sabag, sostuvo que en el entendido que las agresiones físicas y verbales están en el ámbito de lo penal, decidió retirar este proyecto de ley que tanta polémica causó en las últimas horas.

mdcbaa