igorAgitada fue la semana para la política local, en especial con las cifras de las utilidades que obtienen los colegios particulares subvencionados, donde ningún representante del oficialismo quiso mojarse el potito con los nombres de los establecimientos educacionales de Iquique Glorioso. Y la tarea o la pega fue de los medios comunicación que la dieron a conocer.

AHORA SI
Después de la publicación de los montos que reciben los colegios, recién sacaron la voz los políticos de la Nueva Mayoría, que antes solo daban cifras y nunca nombres y apellidos. El primero, el seremi de Educación, luego el presi del PPD, Juan Marroquín, el diputado Hugo Gutiérrez a través del Colegio de Profesores.

 

BRASIL
Para quienes piensan que las cifras que se hicieron públicas fueron un golpe bajo para los sostenedores, están equivocados. Me contaron que la agrupación de dueños de los establecimientos que reciben billetes del Estado, está esperando que vuelva a país, desde el Mundial de Brasil, el sostenedor del Liceo Academia Iquique para sacar la voz.

 

FAMOSOS
Si bien no es pecado lucrar en la educación, hay figuras políticas que están en los directorios o son propietarios de establecimientos. Por ejemplo, la ex seremi de Educación Rosa Tasara tiene participación en tres colegios de lenguaje, el ex seremi de Vivienda Luis Astudillo en uno, como la esposa del diputado Renzo Querubín Trisotti que también está en el rubro.

 

ABSTENCION
Trisotti, a instancias del emplazamiento del senador Rossi, aseguró que en caso de votarse algún puntito en le Reforma Educacional sobre colegios de lenguaje, él se abstendrá.

 

GAROTO
Hoy el consejo regional no quiere seguir entregando billullos al CIPTAR. Simplemente por lo que consideran que no se han cumplido metas, junto a los excesivos gastos en sueldos. Sin embargo hay que recordar que la iniciativa de apoyar un centro de estudios, nació del propio CORE, en el periodo pasado a instancia de ex consejero Juan Ortuño. Es solo para refrescar la memoria nomás.
(SUSPIRO)
La ex diputada Isasi está nuevamente por estas tierras de campeones. Hace unos días la vieron en el bar del Hotel Gavina, acompañada por señor, que no sé si era su pareja o un amigo. Lo importante, me cuentan, que estaba radiante. Bien por ella. Claro después de estos párrafos cambio el nombre a esta columna y capaz que le coloque “farándula política”.

Atentamente, el monje Pate Cuete.