PETERSEN OK“En N° lo voy a cobrar por el banco…muchas gracias”, indica la nota encontrada por Bernardo Petersen, dueño de la agencia de Polla de Labbé, entre Thompson y Tarapacá.
Un mensaje escrito en una hoja, con logo de una empresa de telecomunicaciones, encontró la mañana del lunes el dueño de la agencia iquiqueña que vendió el boleto del Loto, cuyo premio “desquite” es de 1 mil 112 millones. El misterioso ganador del concurso de la Polla Chilena de Beneficencia adquirió el boleto en la agencia de Bernardo Petersen, ubicada en Labbé entre Tarapacá y Thompson, donde apostó en busca de uno de los premios más altos del Loto de los últimos años, pero no lo logró sino que ganó en la categoría el “desquite”.
Petersen, quien igual se lleva su pequeña comisión por haber vendió el boleto, relató que antes de abrir su negocio, la mañana del lunes, encontró bajo la puerta el papel que le anunciaba, que el supuesto ganador cobraría el premio a través de un banco.