El establecimiento Juan Pablo Segundo se transformó en pionero en el norte del país al acogerse al plan de liceos bicentenarios inclusivos.

subsecretaria 1
En un diálogo participativo que se realizó en el colegio y que fue encabezado por la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, acompañada del presidente de la Comisión de Educación del Senado, Fulvio Rossi; el intendente, Mitchel Cartes; el alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, entre otras autoridades y miembros de la Fundación Educacional Collahuasi, se conoció la opinión de los docentes, apoderados y alumnos respecto de la iniciativa que permitió que el Liceo Minero Juan Pablo Segundo, se acogiera a un plan piloto de admisión equitativa a partir del 2015, proyecto al cual ya se han sumado otros 24 colegios en el país.
Sobre el tema, la subsecretaria Quiroga dijo estar muy satisfecha que el Liceo Minero sea pionero en la región en el sistema inclusivo, que no discrimina por ningún factor a los alumnos. “El gobierno cree fuertemente en las niñas y niños de la región, que todos pueden aprender y la Reforma Educacional plantea que los colegios eduquen a todos por igual y sin ningún tipo de discriminación. Estamos muy contentos que el Liceo Minero se haya sumado a esta iniciativa y como Mineduc apoyaremos el proceso, pues para la postulación del 2015 cambiará el modelo, para que más familias puedan acceder al colegio. Respaldaremos al director, al equipo directivo y los docentes, para entregarles los apoyos pedagógicos que necesiten en el proceso de transformación”, subrayó.

 

“El gobierno cree fuertemente en las niñas y niños de la región, que todos pueden aprender y la Reforma Educacional plantea que los colegios eduquen a todos por igual y sin ningún tipo de discriminación.

 
Durante la reunión, la máxima autoridad comunal, apoderados y alumnos manifestaron su inquietud respecto al término del proceso de selección y los criterios que se aplicarán para mantener los niveles educativos, comportamiento y la convivencia interna. Sobre el punto, la subsecretaria Quiroga indicó que el Liceo Bicentenario Juan Pablo Segundo fue concebido desde su génesis como inclusivo. “Estamos absolutamente convencidos que estos temores e inquietudes se plantean de manera natural al inicio de un sistema, pero hemos transmitido toda la tranquilidad a los apoderados, alumnos y profesores que sí se puede. Cuando el Liceo Juan Pablo Segundo se transformó en bicentenario, muchos dudaron del éxito del proceso, hoy lo tenemos convertido en un colegio con excelentes resultados educativos y con el doble de matrícula, entonces, ésta es una invitación a lograr esta meta”, adujo.
Por su parte, el intendente Mitchel Cartes, señaló que están convencidos que la Reforma Educacional la podrán materializar a través de planes piloto y en colegios medios. “Queremos que los niños de todo el país tengan la opción de estudiar en colegios modelo como éste y de excelencia académica”.
En tanto, el presidente de la Comisión de Educación del Senado, Fulvio Rossi, felicitó al alcalde de Alto Hospicio por sumarse a la Reforma Educacional. “Sin ley se está sumando a este esfuerzo, generando una comunidad virtuosa, entre el Mineduc, la Fundación Collahuasi y el municipio. Este modelo inclusivo que se está desarrollando desde Alto Hospicio es una señal muy potente para el resto del país”.
Finalmente, la máxima autoridad local, se sumó a la iniciativa de liceos inclusivos. “Aunque tengamos una opinión política diferente, no tiene nada que ver con los desafíos en materia de educación. Este colegio ha sido un modelo en un trabajo de las autoridades y la Fundación Educacional Collahuasi, donde ganan los niños y jóvenes de la comuna, en un sistema extremadamente competitivo”.
A partir del próximo año, el colegio tendrá un 70% de vacantes que considerará el ranking de notas (hasta el séptimo lugar en el grupo curso) y un 30% serán asignados en forma aleatoria, mecanismo que irá creciendo en su porcentaje con el tiempo. Bajo este último parámetro, no se exigirá ningún tipo de requisito, pero se comprometerá a los apoderados y alumnos con el proyecto educativo del colegio, para lo cual tendrán que firmar un compromiso, lo que garantizará el modelo. Durante agosto próximo, el Liceo Bicentenario Minero comenzará su proceso de matrículas.